Mini carrito

  • No hay productos en el carrito.

Cómo limpiar tus accesorios ¡Rápido y fácil!

En BLOG

Los accesorios de bisutería siempre han sido un elemento hermoso, que seguramente has aprovechado para complementar elegantemente el look perfecto. Pulseras, aretes y collares forman parte de los atuendos que llevamos en los diferentes momentos de nuestra vida. 

Pero al igual que todo, si queremos mantener en buen estado  estos diversos accesorios, debemos tener siempre presente que necesitan de una limpieza y cuidado especial. 

Por esto, aprovechamos este momento para brindarte los mejores métodos, para limpiar tus accesorios y también la forma para preservarlos de la mejor manera. 

Modo seco: Definitivamente al momento de querer limpiar tus accesorios o bisutería, este es el método que recomendamos usar para hacerlo. Esto es debido a que, muchos de esos hermosos accesorios que hemos adquirido o nos han regalado con el tiempo, están fabricados de diversos materiales que igualmente, responden a los productos de limpieza de forma diferente.  

Esta forma de limpiar nuestros accesorios es la más confiable, ya que no usaremos ningún producto capaz de estropear la apariencia que tanto nos gusta de esos anillos o aretes que adoramos. Para esto, únicamente vamos a emplear un cepillo de cerdas suaves, un paño seco y de ser posible, una lata de aire comprimido. 

Con estos sencillos utensilios podremos limpiar aquellos accesorios de forma fácil y efectiva. Primero que todo, debemos pasar cuidadosamente el cepillo por toda la pieza, buscando eliminar el polvo y otros posibles agentes que puedan estropear nuestro accesorio. Luego, si disponemos del aire comprimido, podemos emplearlo para limpiar esas zonas del accesorio a las que no podemos acceder con el cepillo. Finalmente, terminamos el proceso, pasando cuidadosamente el paño seco y limpio por toda la pieza. 

Modo húmedo suave: aunque el método descrito anteriormente es el que mejor trato le da a nuestros accesorios y muy efectivo, cabe la posibilidad que por diferentes motivos, no sea suficiente para limpiar ciertas manchas que opacan la perfección de nuestra pieza. 

Si después de haber limpiado tu accesorio con el modo seco, descrito anteriormente, notas algunas manchas grasosas sobre el material que no puedes retirar de forma fácil, siempre tendrás esta segunda opción, que de forma muy sencilla, y con materiales que ya tienes en casa, puedes devolverle la vida a esos aretes de moda que tanto te gustan. 

Para lograrlo, en un recipiente con agua tibia debemos disolver un poco de jabón líquido para vajillas. Con ayuda de esto y un cepillo de cerdas suaves podremos ir frotando apaciblemente buscando limpiar cada pequeño rincón de nuestro accesorio, prestando especial atención para evitar dañar o desprender de su lugar alguna pequeña parte de nuestra pieza. 

Luego de esto, es necesario asegurarse de limpiar muy bien con agua toda la solución del jabón que hemos empleado anteriormente. Podemos sumergir la pieza en agua limpia o simplemente pasar cuidadosamente un paño húmedo sobre la superficie del accesorio. 

Es primordial tener en cuenta que debemos eliminar muy bien todo rastro de humedad con este procedimiento. Ya sea empleando un paño seco o con la ayuda extra de un secador para cabello, configurado en su modo de aire frío.  Si no hacemos esto, corremos el riesgo de estropear nuestros accesorios. 

Es valioso aclarar que podemos usar algún elemento más fuerte para lustrar nuestros accesorios, pero en ese caso, como ya lo hemos mencionado previamente, es necesario saber el tipo de material del que está fabricada la pieza que queremos limpiar, ser muy finos al momento de llevar a cabo la limpieza y así, no terminar deteriorando ese accesorio al que tanto cariño le guardamos. 

Consejos para mantener tus accesorios limpios 

Conocemos y comprendemos el valor sentimental que algunos de estos accesorios pueden llegar a alcanzar. Por eso es importante saber perfectamente el modo ideal que tenemos a nuestra disposición para limpiarlos. Pero la mejor forma sin duda, para lograr que esos accesorios perduren con el tiempo sin tener que recurrir a algún método de limpieza que pueda maltratarlos, es conservarlos de forma adecuada y cuidadosa. 

Lograr esto es muy fácil, solo hay que tener presente algunos tips que nos ayudarán a resguardar esos accesorios de manera idónea. 

Siempre debemos tener en cuenta, guardar nuestros accesorios para dama en bolsitas de terciopelo, de manera separada y en lugares libres de humedad y polvo. Evitar que productos químicos como los perfumes, maquillaje o lacas entren en contacto con el material de la pieza; y así mismo, dentro de lo posible, siempre optar por el modo de limpieza en seco, ya que muchas de estas piezas de bisutería están fabricadas en cobre, níquel, plástico y vidrio que a la larga pueden verse afectados por el agua o la humedad en general.   

Related Articles